Noticias

Crisis del coronavirus

La Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) ofrece su total colaboración en la aplicación de las medidas y recomendaciones emanadas de las instituciones públicas y las autoridades sanitarias dirigidas a la contención del coronavirus Covid-19.  Al mismo tiempo, la agrupación reclama a las administraciones públicas que pongan en marcha acciones que permitan amortiguar la repercusión sobre el sector del comercio a la vista del impacto que ya se ha puesto de manifiesto en los negocios.

En las últimas semanas, Avadeco percibe un descenso de flujos en la calle que repercute directamente en las ventas del comercio de proximidad en todos los sectores, a excepción de los productos de primera necesidad. Asimismo, la agrupación de comerciantes de Valladolid observa que dichas compras se centralizan en medianas y grandes superficies, afectando también a las pequeñas tiendas de alimentación.

Ante esta situación, los comercios de Valladolid ven con preocupación que el descenso de actividad afecte a la hora de hacer frente a los pagos de los trabajadores, a proveedores y cumplir con las obligaciones fiscales. En este sentido, hay casos en los que se estudia la reducción de la plantilla fruto del alarmante descenso de actividad y de ventas.

Por todo ello, Avadeco hace un llamamiento a las Administraciones Públicas para que pongan en marcha medidas que contribuyan a incentivar el consumo en el comercio local y arbitrar medidas que permitan hacer frente a las obligaciones fiscales y financieras.

Respecto a la incentivación del consumo, Avadeco plantea:

– Transmitir tranquilidad a los clientes. Los comercios tradicionales cuentan con las garantías sanitarias para que los consumidores puedan acudir a las tiendas a realizar sus compras con tranquilidad.

– Reforzar las campañas de apoyo a los sectores del comercio cuyos productos no son de primera necesidad para evitar la paralización del consumo, de forma que se les ayude a salvar la temporada y el negocio.

– Fomentar que el consumo de productos de primera necesidad se realice en negocios locales, comercio de proximidad y tradicionales.

En lo referente a las medidas financieras y tributarias, la agrupación propone:

– Arbitrar medidas que flexibilicen los plazos de pagos a proveedores, Seguridad Social y otros impuestos periódicos.

– En el caso del Ayuntamiento Valladolid, exención del IBI de 2019 para los comercios tradicionales.

Medidas de flexibilidad laboral.

– Habilitar fórmulas de flexibilización de los contratos, en el caso de que haya que aplicarlas por la reducción de ingresos, sin que suponga perjuicio para los empleados, por lo que la Seguridad Social debería hacerse cargo, bien a través de bajas o por la inactivación temporal de la actividad como consecuencia del coronavirus.

– Encontrar fórmulas de aplicación de ERTES temporales y facilidad en el pago de los Seguros Sociales para que la caída de la actividad no lleve al cierre definitivo de los negocios.

SOMOS MIEMBROS DE: