Avadeco pide al Ayuntamiento que corrija el caos de tráfico en el centro ciudad

Avadeco pide al Ayuntamiento que recapacite y corrija el caos de tráfico que ya genera su VA-10 en el centro ciudad.

La Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) exige al Ayuntamiento de Valladolid que recapacite y corrija el caos que ya están generando en el centro de la ciudad las actuaciones vinculadas con su nueva propuesta de movilidad, que han denominado VA-10, que expulsa el tráfico privado sin ofrecer las alternativas para la circulación y dificulta la llegada de los ciudadanos al casco histórico.

La circulación por el centro de Valladolid en las últimas semanas se ha convertido en un auténtico caos y desde Avadeco se considera que la situación se agravará con la implantación total del modelo. Los atascos son constantes en la Bajada de la Libertad y en la calle Angustias, así como en todas las calles adyacentes. Las rutas que tenían planteadas como alternativas no están siendo capaces de absorber todo el tráfico desviado, con el consiguiente problema tanto para comerciantes como para vecinos del entorno.

Los problemas son constantes también en el acceso por el puente y la plaza de Poniente, el entorno de la plaza de la Universidad y López Gómez; la calle San Quirce, Duque de la Victoria… a falta de Isabel la Católica y San Ildefonso, donde se han vivido días de auténticos caos con las tareas de asfaltado en junio.

“Si ya resulta imposible circular por el centro y estamos en pleno mes de julio, no queremos pensar cómo será una vez se recupere la actividad de los colegios y económica”, ha lamentado el presidente de Avadeco, Alejandro García Pellitero. “De seguir así abocará a la paralización completa de la actividad en el centro de la ciudad y expulsará a los pocos vecinos que allí residen”, ha añadido.

La agrupación más representativa del comercio de la ciudad, se ha quejado de que la intervención denominada como VA-10, posiblemente la actuación en materia de tráfico más importante de las últimas décadas en Valladolid, se haya desarrollado en el más absoluto secretismo por parte del Ayuntamiento y sin diálogo con los sectores económicos y sociales más afectados directamente. “Cuando nos lo presentaron ya era un plan cerrado, sin posibilidad de realizar aportaciones y sin consultar. Para peatonalizar tres calles nos preguntan durante años pero para esta actuación, que supone un cambio radical, lo hacen de forma unilateral”, ha asegurado García Pellitero, quien ha destacado que Avadeco ha demostrado durante su trayectoria la capacidad de diálogo y de llegar a acuerdos, al tiempo que realiza propuestas dirigidas a tratar de mejorar la vida en la ciudad y del casco histórico.

El malestar en el sector es grande y cada día llegan a la asociación decenas de quejas de comercios del centro de la ciudad, que después de duro golpe que supuso el cierre por la alarma sanitaria ahora ven que las dificultades del tráfico frena la, ya de por sí, lenta recuperación.

Las dificultades de acceso se están traduciendo en problemas también para realizar los repartos dentro de los plazos establecidos por la normativa municipal.

A esto hay que sumar el deficiente servicio de autobuses. La asociación ha recibido quejas de ciudadanos que se han quedado literalmente ‘tirados’ en la parada del autobús por carecer de bonobús y no ofrecer alternativa al pago en metálico. Avadeco comprende que la medida está dirigida a preservar la seguridad de los conductores pero considera que se tienen que dar soluciones a los usuarios esporádicos, al menos hasta que se implante el pago con tarjeta bancaria, que no llegará, según los cálculos del propio Ayuntamiento, hasta septiembre.

Avadeco propone

  • Avance consensuado y acordado, siempre a disposición del Ayuntamiento para debatir y aportar dialogando.
  • Avanzar en medidas en materia de Movilidad limpia, permitiendo a los vehículos con etiqueta Cero circular por los carriles BUS-Taxi. Ampliar los puntos de recarga eléctrica.
  • Puesta en marcha inmediata del proyecto de ampliación del Parking Isabel la Católica. En los últimos años solo se han eliminado plazas de aparcamiento en la ciudad.
  • Dar alternativas. Mejora de frecuencias. Mejora de tiempos de viaje. Innovación. Intercambiadores de transporte y lanzaderas, crear hub de transporte con autobuses directos al centro por ejemplo en la estación de autobuses.
  • Revitalización del centro de la ciudad para conseguir un espacio vivo, atractivo y dinámico.
  • Ejecución de obras de peatonalización en menor plazo y dar tiempo para que se recupere la actividad tras el parón del coronavirus.
  • Aparcamientos disuasorios con servicios de lanzadera que te acerquen hasta el centro = que los HUB de enlace con los buses del alfoz.
  • Medidas de apoyo para reparto a domicilio, apoyando la puesta en marcha de un servicio de reparto local VALLAREPARTO, con una aplicación en la que se den de alta los clientes y dando su identificador al realizar su compra, el establecimiento lo pueda introducir en la plataforma y se reúnen todas las compras que hayan hecho en diferentes sitios y lo pueden recibir en su domicilio.
  • Ampliación del tiempo de carga y descarga en las áreas peatonales, al haber más calles peatonales es necesario más tiempo para realizar las tareas de abastecimiento.
  • Analizar casos de éxito en otras ciudades similares a Valladolid no con urbes que nada tienen que ver ni en escala ni en condiciones de vida.