Noticias

Protocolo de actuación ante la próxima reapertura del comercio al público

La Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) reclama al Gobierno de España que clarifique el proceso que deben seguir los comercios para atender al público una vez se decrete la reapertura tras el proceso de confinamiento derivado del Estado de Alarma para combatir el coronavirus Covid-19.

Avadeco se suma así a la petición realizada desde la Confederación Española de Comerciantes de Cascos Históricos (COCAHI) en la que a través de un escrito dirigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se reclama un protocolo de actuación con suficiente antelación para poder preparar sus establecimientos para la atención al público con todas las garantías de seguridad sanitaria.

A la vista de los datos y de los primeros pasos del Ejecutivo Nacional dirigidos a la recuperación progresiva de la actividad económica, tanto Avadeco como COCAHI consideran que es necesario clarificar cuestiones importantes que en la actualidad son una incertidumbre.

«Es fundamental preparar y dotar a los comerciantes y a sus negocios de todos los equipos y medios necesarios para atender con las máximas garantías de seguridad, a todos sus clientes y trabajadores. Debemos recordar que a día de hoy no tenemos acceso a dicho material ni conocemos un protocolo de actuación en caso de una próxima apertura al público», ha apuntado el presidente de la Agrupación Vallisoletana de Comercio, Alejandro García Pellitero.

Una de las preocupaciones más acuciantes trasladadas por el comercio de Valladolid a Avadeco se refiere al suministro de material de higiene y equipos de protección para los empleados y los clientes, pues el abastecimiento no está todavía garantizado.

En este apartado relativo a la desinfección, los comerciantes consideran necesario que el Gobierno establezca unas pautas de actuación concretas que den seguridad tanto a clientes como a trabajadores y específicas a cada punto del negocio como entradas, probadores, prendas y productos de venta al público, así como equipos informáticos y material de oficina. Además de determinar las distancias de seguridad que se deben guardar y los aforos de los locales.

Conscientes de que estas nuevas medidas supondrán un importante sobrecoste, en estos momentos inasumible, para unos negocios que llevan más de cinco semanas cerrados y sin ninguna fuente de ingreso por lo que desde COCAHI y Avadeco se entiende que deberían asumirlos las mutuas o las administraciones, ya sea la estatal, la autonómica o la local.