Noticias

Conferco reconoce que las rebajas no están siendo «tan buenas como se esperaba»

El presidente de la Confederación de Comercio de Castilla y León, Adolfo Sainz, ha reconocido este martes que las rebajas de verano no están siendo “tan buenas como se esperaba” y ha pedido ayuda a la Junta para lograr la modernización del sector y que éste pueda “sobrevivir” tras la pandemia.

Tras ser elegido como nuevo presidente de Conferco el pasado 7 de junio, Sainz y su equipo directivo ha celebrado una Asamblea General este martes en Valladolid a la que ha asistido la consejera de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Ana Carlota Amigo, quien ha trasladado el apoyo del Ejecutivo autonómico al sector.

El presidente de Conferco ha reconocido que tras la finalización del estado de alarma y el avance de la vacunación, el sector miraba con “mucho optimismo” a esta campaña de rebajas, en la que si bien asumían unas previsiones de en torno a un 30 por ciento por debajo de las cifras de 2019, sí esperaban unos resultados “bastante mejores” que en 2020.

Sin embargo, el incremento de contagios y la caída del turismo, especialmente en las ciudades Patrimonio de la Humanidad, que arrastra consumo en el comercio de estas urbes, ha enfriado el optimismo y ha hecho que “vuelvan los temores”.

Por todo ello, ha aprovechado la presencia de Ana Carlota Amigo para pedir la ayuda de la Junta “para la modernización del sector y para sobrevivir”, ya que muchos de estos comercios “han tenido que tirar de ahorros” para evitar el cierre, pues “la situación tiene que ser muy grave para que un comerciante cierre su tienda”, a pesar de lo cual “muchas no han resistido y han bajado la persiana” en estos meses.

Adolfo Sainz ha reclamado ayuda para un sector que mantiene 138.000 puestos de trabajo en Castilla y León y que “da vida al medio rural”, al ser el que mantiene los servicios en estas localidades.

Frente al impacto negativo que, por culpa de la COVID, han soportado comercios de calzado o textil, el presidente de Conferco ha subrayado el papel de las tiendas de alimentación, que se convirtieron en un “servicio esencial” para la población en los peores momentos de la pandemia.

Fuente: Europa Press