Noticias

El incremento de la inflación puede frenar la recuperación del comercio minorista en Valladolid

Avadeco advierte de que el incremento de la inflación puede frenar la recuperación del comercio minorista en Valladolid

Valladolid, 2 de noviembre de 2021

El comercio de proximidad confía en una cierta recuperación de los niveles de ventas de cara final de año ante la que puede ser la primera campaña de Navidad sin estado de alarma y sin restricciones tras el Covid. Sin embargo, desde la Agrupación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) advierten de que esta incipiente recuperación del sector, puede verse mermada por el encarecimiento generalizado de la cesta de la compra como consecuencia de la fuerte evolución al alza que está experimentando el IPC.

Pese a encontrarnos en un contexto en el que existe ahorro acumulado, la desmesurada subida de precios, alimentada por el incremento de los costes energéticos y el encarecimiento de las materias prima puede mermar la capacidad de compra de los consumidores y afectar directamente al consumo.

Según datos internos de Avadeco, la factura eléctrica ha llegado a incrementarse en muchos casos hasta el 50%. Es decir, un establecimiento comercial de tamaño medio que suele pagar de factura entre 400 y 500 euros al mes, está sufriendo un incremento de 200 euros más en estos momentos.

Índice de Comercio Minorista

La reactivación del sector tampoco está evolucionando al ritmo deseado. Según datos del índice de Comercio Minorista (ICM) publicados hoy por el INE, la tasa anual de ventas a precios constantes presenta en septiembre una variación del −0,1% respecto al mismo mes del 2019 en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario.

Avadeco señala que esta caída sería notablemente mayor si se contemplase en esta comparativa la afectación de la subida del IPC. Además, para la Agrupación Vallisoletana de Comercio, estos indicadores solo representan la realidad del sector de forma parcial y no reflejan la situación de numerosas tipologías de comercio relativas a los negocios más pequeños, por lo que estima que la caída de facturación en empresas unilocalizadas , -1,2% según el ICM, podría ser incluso superior.

Por sectores, los negocios dedicados al equipamiento personal, como tiendas de ropa, calzado y complementos, son los que mayor aumento de ventas registran tanto en la tasa mensual (+ 8,3%) como en la anual (+15,9%), algo lógico teniendo que han sido los negocios más afectados durante el inicio de la pandemia y los que cuentan por tanto con un mayor margen de crecimiento. En conclusión, pese a que el comercio continúa avanzando hacia su recuperación, seguimos muy lejos de estar en un escenario de normalización del consumo y factores