Intervención del presidente de Avadeco, Rafael Monedero, en el pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento de Valladolid para debatir sobre el soterramiento de las vías ferroviarias a su paso por la ciudad.

Desde Avadeco nos preocupa el acceso de todos los ciudadanos y ciudadanas a nuestros establecimientos comerciales.

Evidentemente que los esfuerzos de la Integración Ferroviaria ayudan a la permeabilización peatonal entre el Este y el Oeste de la Ciudad, pero no mejora el acceso para aquellos que necesitan mover mercancías.

¿Alguien se ha planteado que Valladolid debe y puede crecer hacia el Este? Por dentro de la VA 30 todos los espacios están al Este de la Vía con construcciones colindantes al otro lado del ferrocarril.

Pensemos en un Valladolid creciente, en el que por tamaño de Ciudad el automóvil será imprescindible para desplazamientos sin servicio público por encima de los 5 kilómetros.

Llámenme utópico, pero confío en un Valladolid de más de 500.000 habitantes que pueda mantener un crecimiento virtuoso de actividad industrial, capital administrativa, polo comercial, de servicios y de ocio al estilo que lo hace ahora Madrid.

Pensemos en un Valladolid que no mire sólo al comercio que se instala fuera de las rondas vaciando de contenido lo que antes eran calles comerciales. Salvemos nuestra ciudad

Pensemos en un comercio sostenible que,además de dar servicio a una población cada vez más envejecida en el centro de la ciudad, de servicio a los nuevos barrios. No queremos ser una isla que sirva sólo para el ocio y la restauración, sino que sirva comercialmente a los residentes, a nuestro cada vez mayor Alfoz y aspiracionalmente al resto de las provincias de nuestra Comunidad

Pienso en un comercio urbano con las mismas oportunidades de acceso que las grandes superficies, un comercio próximo y cercano al ciudadano que actualmente languidece por el modelo urbanístico que favorece los adosados frente a las calles comerciales. 

Pensemos que el Boulevard que se propone Norte – Sur mejoraría las comunicaciones entre los distintos vecindarios a la vez que aliviaría el tráfico; al ser una vía de nueva formación, que permitiría un tren ligero o buses eléctricos en superficie que, reduciría el tiempo desde el Sur de la ciudad o Laguna a la zona de Universidades(Norte) a menos de la mitad y así para miles devallisoletanos. Día tras día, durante muchos años...

Por eso y porque la integración no soluciona el problema a ciudadanos que están viendo al otro lado de la vía donde quieren ir y necesitan recorrer mucha más distancia. Adjunto unos ejemplos de Google donde se demuestra que nos quieren hacer entender que la línea más corta no es la recta…

Porque las jardineras al lado de un vallado no son espacios verdes, son decoración. La verdadera zona verde se crea sustituyendo las traviesas y los balastros por árboles y jardines en el espacio que libera el trenLa verdadera conexión entre barrios se hace al mismo nivel, el nivel de la vista y los Grandes Paseos se hacen en los dos sentidos, transversal y longitudinal, no sólo por debajo.

Además, constatar los inconvenientes de rampas, accesibilidad por diferencias de altura para personas con discapacidad y seguridad de las personas (en especial el colectivo de mujeres) en los pasos inferiores de la vía.

Entiendo que en 2017 la Integración de la vía fuera la solución menos mala. Pero en 2024 la solución de enterrar las vías devolverá con creces a la ciudad lo invertido por sostenibilidad social, ambiental, tiempos de tránsito, equilibrio entre barrios, mejora de actividad comercial, circulación y transporte público, modernidad,imagen de ciudad, etc

Por eso desde Avadeco apostamos por el soterramiento de las vías siempre que sea factible técnica y económicamente.

El futuro está ahí… ¡No nos desenganchemos!

Hay que pensar en grande, otra cosa es que nos lo podamos permitir.

Related posts